Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

 

Después del agresivo título del conjunto de artículos de ayer “ Strategic responses to the crisis ” y de la promesa de continuar con la publicación de ideas nuevas sobre la gestión en épocas de crisis por parte de TheMckinseyQuarterly , ésta no se ha hecho esperar y con el no menos sugestivo título: “Smart cost-cutting in the downturn” se publica hoy otro conjunto de cuatro artículos agrupados bajo una inteligente pregunta: ¿es posible reducir costes de forma tal que se posicione a la empresa para el éxito después de la recesión?.

  1. Freeing up cash from operations “. Obtener efectivo de las operaciones: “muchas empresas pueden recortar drásticamente los gastos de capital. El mejor modo de hacer esto no es el de imponer recortes arbitrarios, sino hacer encajar las partes relevantes para buscar los modos de posponer o reducir gastos de capital en los proyectos y de explotar la actual buena voluntad de los proveedores principales para renegociar precios. Estas clases de esfuerzos de colaboración pueden reducir gastos de capital en el 20 por ciento y pueden retrasar otro 30 por ciento adicional en 12 meses”

  2. Maintaining the customer experience ” Mantener la experiencia de cliente: “¿Cómo pueden los ejecutivos realizar las necesarias inversiones en el servicio al cliente bajo la presión existente sobre ingresos y gastos? Nuestra revisión de las empresas con los mejores registros de información y reclamaciones en diez industrias sugiere que una clave es reducir al mínimo gastos superfluos, aprendiendo a invertir dinero en conductores de satisfacción”

  3. Upgrading talent ” Mejora del talento: “las reducciones de personal proporcionan un incentivo poderoso para usar mejor los recursos existentes rompiendo silos y aumentando el ámbito de actuación en roles de gestión desafiante y así mejoran las probabilidades de implicar a las personas de talento clave en los trabajos rediseñados”.

  4. Managing IT spending “. Gestión del gasto en tecnologías de la información. “con el enfoque de dirección adecuado, es posible reducir gastos rápida y radicalmente. Las empresas pueden ajustar y racionalizar la demanda de nuevos usos. La capacidad de TI existente, como servidores y almacenaje, puede ser compartida y el gasto en mantenimiento de aplicaciones cortado. Una visión “base cero” de una organización (imaginándola desde el principio) puede ayudar a separar niveles de dirección innecesarios y a eliminar funciones que no añaden valor. Mientras tanto, las empresas pueden renegociar algunos contratos para reflejar condiciones cambiantes de mercado y pueden acelerar esfuerzos para mover operaciones a otros países (offshoring)”.

NOTA: para que los enlaces anteriores funcionen es necesario ser usuario registrado de www.mckinseyquarterly.com . El registro de usuario en www.mckinseyquarterly.com  es gratuito.

La apuesta de McKinsey para liderar el pensamiento de gestión que pueda emerger a la salida de la crisis parece clara. Seguiremos atentos y analizaremos con detalle cada uno de los documentos en mensajes sucesivos.

Anuncios