Etiquetas

, , , , , , , , ,

NOTA: Los enlaces a la página http://www.gobiernodecambioeneuskadi.org han sido desactivados en origen. Se mantienen a título indicativo del impacto que originalmente han tenido.

La campaña electoral ha terminado, el candidato ha tomado posesión, ha ascendido a la categoría de “excelentísimo”, se ha subido al coche oficial, ha repartido cargos luchando contra las vanidades e incompetencias y, finalmente, ha pensado en internet.

Ahora resulta que aquel tono cercano, amistoso y coleguilla que un candidato puede adoptar, el “lehendakari” ya no lo puede asumir. Sus gabinetes de comunicación le aconsejan que no se meta en líos, que no opine más que cuando no tenga remedio y que, en la medida de lo posible, esa opinión no quede por escrito. Dicho de otra manera, tiene que cerrar su blog; ahora sus actos tienen consecuencias; hasta ahora sólo eran promesas sin carácter de validez legal.

Entonces, el bueno del hombre, Patxi López, tiene que dejar que le escriban los discursos y le actualicen los sitios web desde los gabinetes de comunicación y, por tanto, ha decidido reconvertir su blog a un espacio personal , separado de su personalidad política y crear una web, al más puro estilo Obama, para reflejar el cambio en el estilo de gobernar , pero que enseguida ha tenido que desactivar ante las críticas recibidas; total que, ni blog ni página de cambio, ni nada por el estilo, sólo, según su oficina de prensa “el gobierno irá transformando de acuerdo a la normativa vigente y con los instrumentos con que cuenta la página oficial Euskadi.net para dotarla de los instrumentos de la comunicación 2.0”

Es pronto para emitir opiniones; aparentemente las intenciones han sido buenas pero también es cierto que de transparencia sólo han tenido una pátina superficial. De entrada, he creído ver que se publicarían los videos de los Consejos de Gobierno (iluso), pero resulta que el video que han difundido no se corresponde ni con la foto mostrada ni con el título de la entrada del blog: acuerdos adoptados en el primer Consejo de Gobierno . Claro que cualquier cosa sería mejor que dejar la transparencia informativa de la administración en manos de la “normativa vigente”.

Mis consejos y opiniones siguien siendo las mismas: administración transparente: valor para el ciudadano , de dónde destacaría, una vez más, la aportación de Administraciones en red : la transparencia implica tanto claridad (es decir, adaptación de sus lenguajes a los utilizados por los ciudadanos) como obscenidad (definida por los autores como mostrar lo que normalmente se oculta; transparencia = claridad x obscenidad) : “Una administración transparente no tiene miedo de permitir que la ciudadanía tenga acceso a la información de los programas que pone en marcha, desde la misma fase de diseño, y a través de todas las demás. No espera a acabar el programa para ofrecer un informe, convenientemente suavizado. Una Administración transparente entabla una relación adulta con sus administrados.” Y para todo esto se precisan datos abiertos, distribuidos y relevantes, tal y como se plantea en: diez medidas para la transparencia .

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer (y en la Administración pública más aún).

Anuncios