Etiquetas

, , , , , , , , ,

El informe “ New Nature of Innovation” de la OCDE es un extraordinario documento anticipativo de cambios importantes que se están produciendo en la manera en cómo las innovaciones se están convirtiendo en productos económicamente rentables y socialmente sostenibles.

Realizado con la colaboración de los gobiernos de Dinamarca y Finlandia y con la participación de extraordinarios profesores de escuelas de negocios, como CK Prahalad y José Santos, el informe está estructurado en nueve principios, describiendo para cada uno de ellos cinco elementos diferenciados, ilustrados con numerosos ejemplos:

El fundamento teórico del principio.

El período previo al cambio.

Signos del cambio.

La transición gradual.

Consecuencias visibles.

De entre los ejemplos que figuran en el informe me ha llamado mucho la atención el caso Grundfos, encuadrado en el cuarto principio, denominado: Establecer redes formales de colaboración y partenariado:

Grundfos ha instalado un sistema de agua para una comunidad de 400 personas en un país en desarrollo, proporcionando a la comunidad agua potable. La solución constaba de varios componentes. Para crear un sistema de agua vinculado a un sistema de pago, Grundfos hubo de asociarse con una variedad de empresas diferentes.

Grundfos se asoció con empresas de construcción locales para completar una gran parte del trabajo práctico, mientras que se escogió a las ONG locales para ayudar con las ventas del sistema de agua. Para permitir a la comunidad comprar un sistema de agua, Grundfos cooperó con uno de los mayores bancos de Kenya para la financiación de microempresas a fin de crear condiciones que la comunidad local pudiese aprovechar. A fin de que cada miembro de la comunidad pudiese obtener agua, se tenía que crear un sistema de pago. Grundfos trabajó junto con Safaricom, la filial de Vodafone de África, para desarrollar un nuevo método de pago a través de los teléfonos móviles.

Puesto que el modelo de negocio de Grundfos para proporcionar agua a las comunidades locales era nuevo y muy diferente de las donaciones realizadas por distintas entidades benéficas, se tomó un tiempo para que las ONG´s y los bancos pudiesen ver el potencial de su proposición. Sin embargo, todos los socios que trabajan con Grundfos se beneficiarán de la cooperación en una forma u otra.

Al trabajar juntas, las empresas fueron capaces de proporcionar un sistema integrado de agua con un método de pago móvil mediante tarjetas de agua (tarjetas inteligentes). Mediante el envío de un mensaje de texto desde un teléfono móvil, un usuario puede transferir dinero a una tarjeta de agua, que a su vez puede ser conectada a la bomba que hay pagar por usarla. Cuando el usuario llega a la estación de agua, la tarjeta de agua se inserta en una ranura donde se actualiza el importe del crédito en la tarjeta. Posteriormente, el usuario puede insertar la tarjeta de agua actualizada en una ranura junto al grifo que permite la salida del agua.

Grundfos está planificando la expansión de su negocio de sistemas de agua y ha definido su mercado en 1,5 millones de personas de 3 continentes, y espera alcanzar unos ingresos de 50 millones de euros en 2015.

Fuente: FORA, 2009.”

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

 

 

Anuncios