Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

 

En un interesante documento: The future of learning: enabling economic growth IBM plantea varias políticas a desarrollar para impulsar la necesaria transformación de los sistemas educativos:

Adoptar y promover una visión del aprendizaje personal dentro de las instituciones y sistemas educativos, tanto para los estudiantes como para el personal docente. Esta visión fomentará un mejor uso de la información para la gestión y adaptación del proceso de aprendizaje de las personas dentro de las instituciones. Los maestros y profesores recibirán los recursos y herramientas que necesitan para ayudar al éxito de su población estudiantil. Servicios y herramientas que deberían soportar flexibilidad, personalización y posibilidad de migración del aprendizaje.

Establecer procesos centrados en los estudiantes, en vez de procesos centrados en las instituciones. Construir sistemas educativos más inteligentes va a requerir enfocarse en gestionar y mejorar la totalidad del proceso de aprendizaje permanente. Los datos y servicios comunes podrán ayudar a mejorar la calidad a través de mejores ideas, intervenciones y oportunidades.

Promover estándares y plataformas tecnológicas abiertos. Para conseguir aprendizaje personalizado y procesos centrados en el alumno, el entorno tecnológico debe ser construído sobre plataformas y normas comunes. La tecnología abierta y estandarizada permitirá al amplio mercado de proveedores comerciales, entidades sin ánimo de lucro y desarrolladores educativos, contribuir conjuntamente a la innovación. La interoperabilidad permitirá mejorar los servicios, aumentar la flexibilidad y reducir los costes, tanto dentro como entre las instituciones.

Consolidar los servicios a través de las instituciones y organismos. Los beneficios económicos de la nube informática (cloud computing) serán imposible de evitar en el futuro. Las organizaciones deben identificar sus competencias clave diferenciadas que definirán el servicio que se preste a los implicados. Algunos servicios serán ofrecidos por proveedores públicos y otros procederán de capacidades compartidas con otros actores del correspondiente sistema educativo estatal. Los servicios consolidados serán una palanca importante motor para reducir costes en los sistemas educativos y también ayudarán a facilitar un acceso más amplio. El acceso de los estudiantes a la tecnología ya no dependerá de las cargas técnicas, humanas y económicas que una institución pueda soportar. Los estudiantes de un estado o región pueden esperar que los servicios comunes se faciliten a través de la “nube educativa” proporcionada por el sistema.

 Apoyar la transformación de los sistemas educativos con todas las partes interesadas. Mejorar el resultado de los sistemas educativos no se logrará sólo con la participación de la propia comunidad educativa. Tanto empresarios como familias, entes públicos y organizaciones no gubernamentales deben participar activamente en el diálogo, contribuir a los esfuerzos de planificación, aportar recursos y rendir cuentas para conseguir el éxito del sistema completo.

Aunque enunciadas de una forma muy generalista, las propuestas contenidas en el documento son interesantes; el sistema educativo es un patrimonio de toda la sociedad y no puede quedar restringido a la posición dominante de una tecnología o de alguno de los actores del sistema. Sin embargo, resulta paradójico que un documento en el cual se defienden los estándares y contenidos abiertos se distribuya bajo copyright con todos los derechos reservados. De hecho, es más que posible que me haya excedido en la amplitud que el derecho de cita permite en nuestra normativa sobre propiedad intelectual. Ups!, creo que acabo de confesar una infracción; bueno, tal vez sirva para que se den cuenta de su enorme contradicción.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Anuncios