Etiquetas

, , , , ,

Aún no bien hemos terminado de asimilar el hecho de que prácticamente toda la información está disponible en Internet, cuando ya hay que dar el siguiente paso y pensar en que el problema no es que la información esté en Internet, sino en encontrarla y, mas aún, en que la que se encuentre sea relevante para nuestras necesidades en un momento concreto.

La sobreabundancia de información es un hecho en la sociedad de hoy en día y la consecuencia inmediata de la misma es la denominada infoxicación, palabro inventado hace ya algunos años por Alfons Cornellá para representar la situación de sobresaturación que provoca el exceso de información que tenemos que manejar en nuestra vida diaria, tanto personal como profesional.

Esto significa un desafío para los profesionales que tienen que enfrentarse continuamente ya no sólo a la entrada continua de nuevas informaciones, sino también a la fragmentación de tareas que provoca y a la disminución constante del tiempo de trabajo que se puede dedicar a cada una de ellas.  No sólo hay que asimilar más información, también hay que hacerlo más deprisa y más frecuentemente.

Cierto es que existen técnicas y herramientas que ayudan a los trabajadores del conocimiento a tratar y manipular sus informaciones, pero no lo es menos que una utilización incorrecta de las mismas puede resultar, incluso, hasta contraproducente. Algunas de estas herramientas tienen modos de funcionamiento que las hacen psicológicamente adictivas y, también, pueden llegar a provocar estados de ansiedad y nerviosismo con su uso continuado.

En el artículo Recovering from information overload de McKinsey se exponen los peligros para las organizaciones derivados de estas situaciones y se proponen tres estrategias organizativas que pueden ayudar a reducir su impacto:

  • Focus (Enfoque). Reservar espacios de tiempo ininterrumpidos para la reflexión y la toma de decisiones importantes.
  • Filter (Filtrado). Separar el grano de la paja y delegar correctamente los asuntos menos importantes.
  • Forget (Olvido). Prever y proveer espacios de tiempo para el descanso y la relajación mental.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Anuncios