Etiquetas

, , , , , , , ,

Digital

Mckinsey Global Institute ha elaborado un completo estudio, denominado Digital America: A tale of the haves and have-mores en el que se analiza el nivel de digitalización que ha alcanzado la economía norteamericana y sus posibilidades de mejora.

El estudio parte del análisis de un Índice de Digitalización MGI, que combina docenas de indicadores para proporcionar una imagen completa de dónde y cómo las empresas están creando activos digitales, ampliando sus casos de uso digital y construyendo una fuerza de trabajo más digital. En síntesis, obviando las ponderaciones y ajustes necesarios, el estudio consiste en comparar el retraso que las empresas y organizaciones tienen, en relación con aquellas que obtienen una mayor puntuación en el índice.

Del análisis detallado de los datos así obtenidos se desprenden conclusiones muy interesantes, entre ellas, que existen grandes diferencias en el nivel de digitalización de diferentes empresas y organizaciones, aún dentro del mismo sector de actividad. Además, esta diferencia correlaciona de forma fuerte y positiva con el crecimiento y la rentabilidad de las organizaciones. Es decir, utilizando las propias palabras del estudio: “Los activos digitales determinan la ventaja competitiva”.

A nivel macroecómico, las conclusiones son aún más espectaculares. En conjunto, la economía norteamericana sólo está a un 18% de su teórica máxima capacidad de digitalización, estimando que se puede conseguir un aumento de entre 1,6 a 2,2 billones (europeos) de dólares en el PIB americano entre 2015 y 2020. La digitalización también tiene una gran influencia en la estructura del mercado de trabajo y en la distribución de la riqueza, puesto que al aumentar el nivel de automatización, las tareas que se requieren en las empresas son de carácter más técnico y especializado y requieren de personas más capacitadas y mejor pagadas. Se produce así, un desplazamiento de la riqueza generada hacia menos personas con mejores retribuciones, aumentando la desigualdad social.

Otro estudio de Accenture denominado Digital Disruption: The Growth Multiplier, elaborado con una metodología similar, también obtiene resultados similares.

Todo lo anterior nos indica que estamos en el inicio de una auténtica Transformación Digital. Varias empresas y organizaciones ya la están acometiendo y eso se traduce en las grandes diferencias en su nivel de digitalización que el estudio de Mckinsey ha detectado. El libro La innovación comienza aquí dedica a la Transformación Digital todo el capítulo 4.

 

Anuncios