Etiquetas

, , , , , ,

economiacompartida

El aumento de la economía compartida está cambiando la fisonomía de las empresas europeas, creando oportunidades para los nuevos operadores, retando a las empresas existentes y buscando preguntas para todos los interesados. Un estudio reciente de PWC para la Comisión Europea How the sharing economy is reshaping business across Europe muestra que la actividad en la economía compartida en toda Europa se ha acelerado en los últimos dos años, aumentando a casi el doble del ritmo que había previsto una investigación similar de 2014. Solamente en 2015, cinco sectores clave de la economía compartida obtuvieron ingresos generados de casi 4 mil millones de € y facilitaron 28 mil millones de € en transacciones dentro de Europa.

En promedio, más del 85% del valor de las operaciones facilitadas por las plataformas de la economía compartida lo recibe el proveedor, en lugar de la plataforma. Los modelos de ingresos que utilizan plataformas varían significativamente de unas a otras e incluso dentro de los mismos sectores. Pero la mayoría adoptan un enfoque basado en una comisión fija o variable, que van del 1% al 2% en el intercambio de alquileres, hasta un 20% para servicios de intercambio de viajes. Sin embargo, ha sido más difícil para las plataformas convertir estos ingresos en beneficios. La rentabilidad ha mejorado en muchos de sus mercados más maduros, pero para que las plataformas puedan probar su sostenibilidad, la actual considerable inversión en la adquisición de clientes tendrá que recuperarse en la siguiente fase de crecimiento de la economía compartida,

La economía compartida se analiza en las páginas 117-118 del capítulo 4 de La innovación comienza aquí, dedicado a la Transformación digital. Las tendencias cualitativas allí enunciadas se complementan con las previsiones cuantitativas resumidas en este artículo.

Imagen compartida en Flickr por Carlos Maya bajo licencia Creative Commons.

Anuncios