Macrotendencias

Uno de los principales errores cuando se trabaja con tendencias consiste en tratarlas como elementos lineales y con valor propio. La fuerza de las tendencias reside en la combinación entre ellas, en su origen, en su amplitud y en el grado de adaptación a las circunstancias de cada organización.

La tendencia debe utilizarse como una fuente de inspiración, como un punto de origen. Sin embargo, el camino que debe recorrer una inspiración hasta convertirse en una idea de negocio —y, de ésta, en un proyecto de innovación—, es largo y debe ser objeto de un diseño detallado, adaptado a las necesidades de cada organización.

Anuncios